SUPUESTOS ANTROPOLÓGICOS HARÍAN POSIBLE LA EVOLUCIÓN DE UN SER HUMANO INTEGRAL EN UNA UNIVERSIDAD RENOVADA

Ing. Jhison Enrique Romero Romero, Mgs.

bg_2642466

Profesor de la UPS – Sede Cuenca

Cuenca, 13 de Enero de 2014

Introducción

La Antropología es una disciplina encuadrada en las Ciencias Sociales que estudia culturas humanas y su variabilidad, siendo una disciplina social que se ocupa de comprender y explicar la construcción, recreación y dinámica de la cultura y la identidad. Siendo una disciplina social el hombre y su conducta son la base del estudio, de la antropología.

El género humano se halla hoy en un periodo nuevo de su historia, caracterizado por cambios profundos y acelerados, que progresivamente se extienden al universo entero. Los provoca el hombre con su inteligencia y su dinamismo creador; pero recaen luego sobre el hombre, sobre sus juicios y deseos individuales y colectivos, sobre sus modos de pensar y sobre su comportamiento para con las realidades y los hombres con quienes convive.

Si hablamos de Hombre y Universidad, se coincide plenamente en su relación dialéctica, el uno depende del otro y viceversa; (Universidad Politécnica Salesiana, 2012) el Hombre como el genio creador y, la Universidad como la genialidad que a través del tiempo y el espacio le ubica y le orienta al genio. Si la Universidad se debe al hombre ella ha de estar al servicio del hombre y del mundo.

En los últimos tiempos se ha desarrollado un amplio debate sobre la calidad de la educación superior, en el que se encuentran distintas aproximaciones al tema, las mismas parecen coincidir en que el mejoramiento de la calidad constituye un campo problemático de difícil definición e intervención por las dimensiones que lo afectan a nivel institucional o social.

Entonces la calidad de la educación superior habla sobre una Universidad renovada, y se debe considerar la calidad como un valor que se define considerando situaciones educativas específicas y no debe entenderse como un valor absoluto. Los significados que se le atribuyen a la calidad dependerán de la perspectiva social y teórica desde la cual se hacen, de los sujetos que la enuncian (profesores, padres de familia,  estudiantes, sectores productivos, Estado) y desde el lugar en que se realiza.

Supuesto Antropológico 1: La Universidad un espacio para el Hombre y su variabilidad.

Existe una inmensa gama de Hombres y Mujeres en la Universidad, con diferentes razas, clases sociales, ideologías, en fin son visiones de hombre que se entrecruzan por la Universidad, éstas visiones se encuentran en forma interna en la Universidad y se distinguen en sus áreas del conocimiento, en sus saberes, del conocimiento, de sus investigaciones; también se encuentran en sus mallas curriculares y sus planes analíticos, pero son mucho más evidente a través del pensar de los estudiantes como del  cuerpo docente.

Es en la Universidad donde el cuerpo docente junto al demás talento humano deben aunar fuerzas para que esas diferentes visiones de hombre se conjuguen en una perspectiva sistemática y científica; siendo lo programas macro, meso y micro curriculares los mediadores para reforzar, perfilar o generar tipos de hombre con ideales claros, y que siempre busquen el mejoramiento y servicio en la comunidad.

Es evidente entonces que la Universidad se debe al hombre, ella ha de estar al servicio del hombre y del mundo”;  (Álvarez, 2012.) Siendo la Universidad generadora de cultura, espacio del saber, de investigación y de ciencia, propiciando el desarrollo integral tanto del hombre como de cultura y, el desarrollo de una civilización ecológica y planetaria.

El docente es el eslabón más importante de esta secuencia de eventos debe planificar actividades que motiven e induzcan al estudiante a interpretar su papel en la sociedad, logrando que ellos sean seres integral, que no solo se comprometan con los aspectos técnicos, sino que integren el sistema de contenidos en todo su esencia (conocimientos, habilidades y valores); a través de descubrir la verdad ejercitando actividades creativas, consiguiendo por tanto mayor rendimiento educativo. Dando la oportunidad al estudiante a poner en juego sus propias capacidades, sus experiencias, expectativas, iniciativas, para resolver los problemas en la vida real, siendo un profesional se vincule con la sociedad, con su semejante y con su Dios.

Supuesto Antropológico 2: La Universidad Renovada debe ser una Universidad Acreditada

(Habermas, 2004) Puesto que en la Universidad se han fracturado o especializado los saberes a favor de las profesionalizaciones que exige el mundo mercadologizado, resulta también muy fácil deducir que el discurrir de las imágenes de hombre que desfilan por las aulas físicas y virtuales no pueden ser menos que plurales y, más allá, éstas son, como he dicho, reforzadas o generadas de modo sistemático y fundamentado.

La Universidad Renovada, es aquella Universidad que se encuentra a la par con la Globalización, y acentuada en su contexto Latinoamericano. La universidad que busque la excelencia ha de formular con nitidez sus objetivos institucionales. Su comunidad universitaria debe tener claro el qué, el cómo y el para qué de su labor académica y científica.

Ecuador necesita una de una Nueva Universidad como lo decía Juan Pablo II; comprometida con la ciencia, con la cultura, con la justicia y con la vida, no se requiere necesariamente, aunque en caso extremo sí, de la intervención de un Estado que a través de una ley centralista trate de negar la autonomía universitaria, se necesita de un corpus docente “que tenga la valentía de recuperar… las dimensiones de auténtica sabiduría y de verdad, incluso metafísica; se requiere de científicos comprometidos con la verdad, con la justicia y con la Vida.

Pero es necesario que todos tengamos presente las siguientes interrogantes para cada uno de los actores del contexto Universitario:

Oferta académica: ¿de qué manera la oferta académica favorece la orientación de sus contenidos, metodologías y recursos? ¿Qué rasgos de su formación la diferencian de otras opciones académicas? ¿Cómo se definen sus grados? ¿Cómo identifica las demandas formativas y cómo las satisface? ¿Cómo garantiza niveles de calidad suficientes? ¿Cuál es su oferta académica de postgrado?

Los alumnos: ¿cuál es el perfil de ingreso y qué rasgos identifican a sus alumnos? ¿Qué valores y actitudes desarrolla en ellos? ¿Cómo favorece la empleabilidad de los egresados?

Los Profesores: ¿de qué manera el profesorado se compromete institucionalmente? ¿Cómo valora e incentiva la universidad a su profesorado? ¿De qué manera el profesorado es activo e innovador en la docencia y la investigación?

El personal de apoyo: ¿qué papel desempeña el personal de apoyo en la labor docente e investigadora? ¿De qué manera la universidad valora y reconoce la labor de este personal? ¿Cómo incentiva su mejora continua?

Producción científica y tecnológica: ¿cómo se valora externamente la producción científica y tecnológica de la universidad? ¿Qué facilidades y servicios ofrece la universidad a sus investigadores? ¿Cómo vincula su actividad científica a las necesidades sociales y productivas?

Innovación docente y las metodologías educativas: ¿qué características distinguen a las metodologías educativas empleadas? ¿Qué recursos ofrece la universidad para facilitar el aprendizaje de sus estudiantes?

Estructura organizativa: ¿de qué manera organiza la universidad sus recursos para dar una mejor respuesta a las necesidades sociales? ¿Cómo rinde cuentas? ¿Qué niveles de calidad asegura en los servicios y procesos?

Carácter internacional: ¿qué presencia internacional tiene la universidad? ¿Cuáles son sus prioridades internacionales? ¿Cómo facilita la universidad la participación en redes internacionales de sus docentes y estudiantes?

Podemos concluir entonces que la clave se halla en la sabiduría con que se combine lo antiguo que se hace bien con lo nuevo que está por hacer.

Las respuestas a estas interrogantes, deben estar organizadas en programas y estrategias, ordenadas en el tiempo y cuantificadas, deben dar origen al modelo educativo de la universidad, distinto según las fortalezas y debilidades de cada una. Con estos programas la universidad se posicionará en su entorno más próximo y en un sentido global, y paralelamente cumplirá con los indicadores de acreditación que el Gobierno Ecuatoriano está promulgando, para mejorar la calidad de la Educación Superior, a través de su órgano regulador el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CEAACES).

Supuesto Antropológico 3: Formación de un Ser Humano Integral

El problema de la filosofía de la educación que aborda el tipo de ser humano que se desea formar, se ubica en el ámbito de la antropología filosófica y, es importante, por cuanto si la educación tiene por propósito la transformación del individuo a través del conocimiento, una filosofía de la educación debe partir del ser humano.

En este sentido, (Carr, 2002) señala como importante la búsqueda en la formación integral del sujeto; un sujeto que ha de formarse para vivir y convivir en sociedad, de esta manera, el individuo es asumido como una entidad básicamente social.

En otra postura, (Bachelard, 2000) plantea que el ser humano debe primero propender por su formación individual, esto implica liberarse, autodestruirse, emanciparse, lo cual implica básicamente la necesidad de reconstruir todo su saber, para luego emancipar a los demás.

El diseño curricular de la Universidad Ecuatoriana, promueve procesos de vinculación con la colectividad, los cuales permiten que el profesional en formación tenga una primera aproximación con la sociedad, es por ello que quienes formamos la Universidad debemos promover procesos de vinculación que sean para eliminar o erradicar el empobrecimiento sistemático de los pueblos latinoamericanos. Si la Universidad no está al servicio del pueblo…. ¿Para qué se creó?

Debemos formar estudiantes orgullosos de sus raíces haciendo posible, a la vez, el diálogo intercultural y planetario con otros pueblos. Si olvidamos de dónde venimos no sobremos a dónde vamos.

Formar una Universidad que promueva proyectos de lecturas críticas de las diferentes realidades, haciendo posible que el hombre latinoamericano genere sus propias formas de pensar y de construir ciencia y saberes. Que no se permita más las nuevas formas de colonización (Globalización, NTICS, redes Sociales)

Debemos luchar por formar pensamiento propio e independiente, con capacidad constructiva, reflexiva y critica.

Tomo el siguiente apartado en forma textual ya que concuerdo con el mismo, sobre la base de los puntos anteriores: (Universidad Politécnica Salesiana, 2012) “En este contexto, la comunidad académica de la Universidad latinoamericana, está llamada a construir una Universidad situada histórico-culturalmente para que desde allí, con visión crítica y científica, sea mediadora de un proyecto de desarrollo latinoamericano integral, un proyecto pluriléctico que parta del re-conocimiento hacia la inclusión de los excluidos, con el fin de encarar los desafíos internos de cara a los desafíos del mundo”.

Conclusiones

Sobre la base de los supuestos antropológicos se concluye lo siguiente:

La educación universitaria debe formar al hombre para servir a la sociedad, pero debe respetar y afianzar procesos de identidad, etnias e ideologías, el ideal es formar buenos ciudadanos, con espíritu salesiano, pero que se sientan enriquecidos de sus raíces.

La Universidad Renovada, debe siempre apuntar a objetivos de acreditación y Calidad de la Educación Superior, por ello debe considerar al estudiante como su centro y fin, proporcionando todo lo necesario para su efectiva formación, sin dejar de lado el talento humano que acompaña y enriquece este proceso.

Se debe formar estudiantes como seres integrales, concibiendo al estudiante como un sujeto capaz de entender su realidad y transformarla. La educación tiende a la formación de conciencias críticas, donde educarse es un proceso de potenciación, capacitación y habilitación crítica de los individuos y los grupos, que pueda transformar sus formas de percibir, comprender y actuar con el mundo, logrando la autoafirmación, autonomía y responsabilidad a través del cambio social para tratar la situaciones problémicas que se le presenten en su diario vivir.

Bibliografía

Álvarez, O. (2012.). Importancia de la educación para la formación integral del ciudadano. Mexico : PYTON.

Bachelard, G. (2000). La formación del espíritu científico. Madrid: Siglo XXI.

Carr, W. (2002). Una teoría para la educación: hacia una investigación educativa crítica. Costa Rica: Ediciones Morata.

Habermas, J. (2004). Ciencia y técnica como ideología. Madrid: Tecnos.

Universidad Politécnica Salesiana. (2012). ANTROPOLOGÍA Y UNIVERSIDAD. Quito, Pichincha, Ecuador.

 <<<< REGRESAR <<<<

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website